viernes, 10 de febrero de 2012

JESÚS MARÍA PASCUAL- PRESENTADOR- DEPORTES- TELECINCO.

Jesús María Pascual

Nombre: Jesús María---foto.
Apellido: Pascual
Profesión: Presentador- deportes- telecinco.
País: España.
Canfranc: Historia leyenda y naturaleza por Jesus María PASCUAL.
 
Dice la leyenda que en los monasterios de San Pedro de Siresa o San Juan de la Peña estuvo el Santo Grial; dice la historia que en la Edad Media los peregrinos europeos que se dirigían a Santiago de Compostela abarrotaron sus caminos y dicen los sentidos que es un lugar en el que apetece perderse, en el que al perderte encuentras lo que buscas.
Canfranc es el último pueblo español por la carretera que lleva desde Jaca hasta el túnel de Somport en la frontera francesa. Muy frecuentado en la temporada de esquí por la cercanía de las estaciones de Candanchú o Astún, es mucho más tranquilo en la época en el que el blanco de la nieve deja paso al verde de los pastos pirenaicos enlucidos por el agua del deshielo. Dividido en dos localidades, Canfranc pueblo, el núcleo primitivo de población, y Canfranc estación, surgido espontáneamente con el asentamiento de los trabajadores que construyeron la majestuosa Estación Internacional. Inaugurada en 1928 por el rey Alfonso XIII, dejó de utilizarse en 1970 para el tráfico transfronterizo de ferrocarriles.
La estación es el símbolo del pueblo y sirvió para la huida desde Francia de cientos de judíos perseguidos por los nazis o para el paso del oro con el que Hitler pagó a Franco por el wolframio gallego que necesitaban los alemanes para blindar sus tanques. También fue un nido de espías: los oficiales de las SS celebraron fiestas en Canfranc con españolas que hicieron de correos para los aliados. No hay que perder la ocasión de viajar en el único tren que sigue funcionando, el «Canfranero», que hace la ruta desde Zaragoza, aunque el trayecto desde Jaca basta para admirar el increíble paisaje con escarpados desfiladeros y puentes asomándose al vacío.
Desde Canfranc parten numerosos senderos que permiten al viajero disfrutar de la naturaleza en su plenitud estival. Hay rutas de todos los niveles de dificultad. Si además de la naturaleza, le gusta el arte y la historia no puede dejar de visitar el monasterio de San Juan de la Peña y la iglesia de Santa María de Iguacel. Y para reponer fuerzas, déjese tentar por la carne y por las setas acompañados por un gran vino de Somontano. Naturaleza, historia, arte y leyenda es el Pirineo de Huesca, es Canfranc.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada